Fue comida por sus propios perros