Coletazos del progreso

Pichincha: por el boom gastronómico, las casas y departamentos se desvalorizaron