¿le jugará a favor o en contra?

Twitter le dice basta a los memes