AL ESTILO MERLÍ

El colegio en el que los varones asistieron con pollera y las mujeres con pantalones