COPA AMÉRICA

Una ceremonia inaugural corta pero impactante: la apuesta para Brasil 2019