Fueron condenadas como coautoras del homicidio

Perpetua para las asesinas de Sarjanovic