OCURRIÓ EN RUSIA

Pareja de caníbales mataba y se alimentaba de sus víctimas