SU VÍNCULO CON LA REDONDA

La canción del Mundial Argentina 1978, el mayor legado futbolero que dejó Ennio Morricone