EL PEOR FINAL

La constructora Razzini cerró sus puertas por el bloqueo del Sindicato de Camioneros