pasó al olvido

El Balón de Oro 1986: debió ser para Maradona y terminó siendo el menos recordado de la historia