¿Sólo una adveretencia?