VIOLENCIA SIN FIN

Balearon a un joven de 22 años que estaba jugando al fútbol en zona oeste