TRAS LOS CRUCES POR EL ACERO

Mauricio Macri y Donald Trump mantendrán una audiencia privada