ahora, rumbo a melbourne

El Peque Schwartzman se quedó sin final en Sídney