Arranca el juicio en EEUU