crítica del Colegio de Jueces Penales