futuro incierto

El fútbol femenino, cuya temporada también se daría por terminada, exige seguir teniendo la ayuda de FIFA al igual que el masculino