LUQUE Y CABRERA, SPARRINGS DE SELECCIÓN

Los pibes rojinegros y el lujo de estar cerca del mejor del mundo