COLETAZOS DEL CORONAVIRUS

Otro clásico que baja las persianas: cerró una emblemática parrilla de Avenida Pellegrini