Sushi: un alimento con mala fama

Si bien está alto para el bolsillo de los argentinos es una de las comidas preferidas por muchos y también polémica por su aporte calórico. ¿Se puede consumir libremente?

Por Gimena Rubolino

martes 30 de octubre, 2018

Es uno de los alimentos considerados calóricos debido a que contiene azúcar, arroz refinado y salmón. La pregunta es: ¿Engorda tanto?

La especialista en Nutrición Estefanía Beltrami afirma que “se lo sanatiza porque lleva arroz refinado en lugar de arroz integral. Sin embargo, la principal diferencia entre ambos es que uno aporta mayor cantidad de fibra”.

También se lo sanatiza porque lleva azúcar pero sólo se utilizan 4 cucharadas cada 200 gramos de arroz” agrega.

En cuanto a su aporte calórico no todas las piezas aportan la misma cantidad de calorías. Según el modelo, tienen distintos tamaños y algunos incluso se encuentran rebozados y fritos.

“Contiene un promedio de 40 calorías por pieza y la cantidad que se recomienda consumir es de 10 a 15 piezas para las mujeres y de 15 a 20 para un hombre” recomienda la licenciada.

“El peso se modifica de acuerdo al balance energético, el cual depende de todos los alimentos que se consumen día tras día y no de un alimento particular consumido de forma aislada”.

Además, nadie come sushi  todos los días, por lo cual no deberíamos preocuparnos en el caso de que llegáramos a consumir unas piezas de más” agrega.

En cuanto a la polémica en torno al salmón -hay quienes alertan que su consumo es nocivo por ser cultivado en criaderos y alimentados con colorantes, la FAO, la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en este momento está recomendando la acuicultura para evitar la extinción de especies en los mares y el elemento responsable de su coloración es el caroteno, presente en la zanahoria y en la alimentación de los salmones.

Según la nutricionista argentina, la Doctora Mónica Katz, “Hoy estamos en ciclos repetidos de demonización de alimentos y entronización de otros. Por eso, hay productos que tienen mala prensa y en realidad son buenos y otros que no son malos necesariamente pero que tampoco son tan maravillosos como se presentan“.

Además, señala Katz, una alimentación sana consiste en comer alimentos sanos pero también placenteros. “El placer es un componente muy importante que no debe ser dejado de lado. La comida puede hacer eso por vos“, concluye. Entonces En conclusión: sushi, chocolate, una copa de un buen vino y todo eso que nos gusta y nos hace sentir bien, puede ser considerado -en su justa medida- perfectamente saludable.

 

 

Comentarios