MERMA EN EL CONSUMO

Supermercadistas advierten una caída de hasta el 15 por ciento en las ventas, tras el repunte en el inicio de la cuarentena

El sector se vio favorecido en la primera etapa del aislamiento, pero el panorama cambió y afirmaron: "Estamos preocupados porque volvemos a la situación en la que estábamos en enero y febrero".


En los días previos al inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y en los posteriores al 20 de marzo las personas hacían largas filas en los supermercados por temor a un desabastecimiento de productos. Durante buena parte de la cuarentena el sector se convirtió en uno de los más beneficiados. Sin embargo, la situación comenzó a cambiar, las ventas cayeron en las últimas semanas hasta un 15 por ciento y crece la preocupación.

El presidente de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Rosario y la Región (CASAR), Sergio López detalló el panorama: "A partir de la cuarentena, nuestro sector se fue favoreciendo por las ventas. Nuestros clientes, pensamos que por miedo a que los comercios estén cerrados o se produzca algún tipo de desabastecimiento, hicieron compras de otro nivel a lo que la venían haciendo y no nos olvidemos que venía ayuda importante con la Tarjeta Alimentar por parte del gobierno. Eso ayudó a que haya un consumo que no venía sucediendo”.

“Esta situación mejoró las ventas, pero viendo que la situación se fue normalizando y los sectores del comercio que vendían productos esenciales pudieron seguir abiertos y abastecer en forma normal al consumidor. Las ventas se fueron amesetando y en estas últimas dos semanas la caída empezó a hacerse ver: estamos hablando entre un 10 y un 15 por ciento según los productos”, continuó.

A su vez, el referente del gremio de los supermercadistas en la ciudad se refirió al hecho que varios se inclinaron hacia la comida casera y se inclinaron por comprar materia prima, siempre más barato que lo ya elaborado. “Con esto que la gente empezó a elaborar productos dentro de su domicilio, todo lo que es harina, azúcar, yerba, aceites, productos para repostería, frutas, verduras y carne, la gente empieza a trabajar mucho estos productos, no así los congelados y todos los productos que ya estaban elaborados no se están vendiendo de la misma manera”, remarcó.

Por lo tanto, López dejó en claro las alermas encendidas frente a la posibilidad concreta de regresar a un estado delicado como el del inicio de año: “Estamos preocupados porque volvemos a la situación en la que estábamos en enero y febrero, preocuparnos por la caída del consumo que vemos en forma notable. Sabemos que esto no es la realidad en el consumo”.