CRISIS EN EL SECTOR PYME

Sisca: “Las empresas trabajan con poca rentabilidad”

La Asamblea de Pequeñas y Medianas Empresas de Rosario reveló cuál es el panorama local y nacional del sector.

Por Laura Hintze

viernes 11 de agosto, 2017

Juan José Sisca y Ricardo Roccuzzo analizaron la situación del sector

Foto: Franco Trovato Fuoco

La Asamblea de Pequeñas y Medianas Empresas de Rosario celebrará este miércoles su 30° aniversario. No será en un contexto ni un escenario menor. El festejo será el Día del Empresario y durante la inauguración de su nuevo local (en Avellaneda 826). Pero además, se realizará en medio de una pelea: la de sobrevivir. Sus máximos referentes, Juan José Sisca y Ricardo Roccuzzo, aseguraron que hace ya un año y medio que las pymes locales cambiaron desarrollo por supervivencia. “Es un contexto de crisis. Las Pymes han perdido mucha rentabilidad”, resumieron durante una entrevista con Rosario Nuestro.

Juan José Sisca, secretario de Apyme tanto a nivel nacional como local, expresó que es un momento difícil para las pymes en general debido a “una batería de medidas del gobierno nacional que nos perjudican”. “La caída del salario, las altas tasas de interés, los aprietes de la Afip, las tarifas, las importaciones indiscriminadas: todo tuvo una repercusión en el mercado interno, al punto que hoy las empresas están trabajando con poca rentabilidad”, explicó.

Según el secretario de Apyme, el 75% del trabajo privado del país le corresponde a las pequeñas y medianas empresas, y prácticamentetoda su producción va al mercado interno. “Nosotros dependemos de ese mercado interno, que son los trabajadores y sus familias. Y ellos dependen del empleo que generemos nosotros”, aclaró.

Para Sisca, los sectores que están ganando en este contexto nacional son pocos: el financiero, el minero, el agroexportador. Y una ciudad industrial como Rosario, necesita que se incentive esa actividad clave. “Cuando hay una política de desindustrialización, se nota rápidamente”, lanzó.

Por su parte, Roccuzzo -director de Apyme Rosario-, hizo hincapié en que hasta no hace muchos años, el foco estuvo puesto en desarrollar políticas de crecimiento en el sector. “Pero hoy el panorama cambió. Lo que se ve es que tenemos que mover el amperímetro para que por lo menos se siga viviendo. Nosotros partimos de una premisa concreta que es que el empresario tiene que seguir respirando. Esa es la nueva etapa actual de desarrollo que se plantea en el país”, sostuvo.

Una ley “inocua”

El gobernador Miguel Lifschitz anunció días atrás la adhesión de la provincia a la Ley Pyme, aprobada el año pasado por el Congreso Nacional. La firma fue celebrada por su sector, ya que busca beneficiar a estas empresas. Sin embargo, desde Apyme desestimaron la medida y la consideraron “inocua”. “Nosotros fuimos parte de la discusión de esta Ley y consideramos que, al igual que otras medidas, son políticas que se han tomado en un contexto de crisis que el gobierno nacional no reconoce”, manifestaron.

En ese sentido, Sisca volvió sobre lo mismo: las medidas y las leyes que se necesitan son de creación de empleo y buenos salarios. “Todo lo que genere más rentabilidad para las Pymes. Nosotros necesitamos una política industrial porque los sectores del campo y minero no generan puestos de trabajo”, subrayó.

La pelea contra los tarifazos

Las pymes locales pisan fuerte desde marzo de 2016 en la conformación de la Multisectorial contra los Tarifazos. Todavía, y desde hace un año y medio, se reúnen los lunes a las 14.30 para ver qué medidas tomar frente a los aumentos de los servicios. El rol de la Multisectorial fue fundamental para que muchas pequeñas y medianas empresas no cerraran por no poder pagar la luz o el gas. El recorrido en este tiempo implicó ruidazos, movilizaciones, acciones judiciales y proyectos de ley. Sin embargo, los incrementos en las tarifas siguen. Y las medidas también.

Las últimas semanas, la Multisectorial estuvo juntando firmas cada sábado en el cruce las peatonales Córdoba y San Martín.  Los avales incluyeron la firma de varios precandidatos. Pero sobre todo, el acompañamiento de la población. “La recepción es buena porque la gente está muy enojada. Nadie puede pagar las tarifas. La situación de las pymes es mala. También la de la población”, concluyó Sisca.

Comentarios