Ser fitness: una tendencia que se impone

Se trata de una cultura que pone el foco en la superación personal a través de la alimentación saludable y el ejercicio. La clave es olvidarse de los alimentos procesados y acercarse más a los naturales. ¿Su objetivo principal? encontrar nuestra mejor versión.

Por Gimena Rubolino

martes 15 de mayo, 2018

El paso de los años ha demostrado que las dietas no funcionan ni tampoco sirve restringir alimentos ni entrenar en exceso. El Fitness surge como una disciplina que incluye actividad física y alimentación saludable para lograr un equilibrio en el peso corporal y fundamentalmente alcanzar el bienestar interior.

“Fitness es actitud, es la capacidad que tenemos de realizar una actividad determinada, combinando ejercicio, alimentación natural y descanso con el objetivo de lograr un equilibrio interno y externo, y así tener una mejor calidad de vida” afirma Triana Angelina Maida, autora del libro “Ser Fitness” y con más de cien mil seguidores en su cuenta de Instagram.

El objetivo del fitness es generar hábitos saludables que se integren a la vida de las personas en forma progresiva y que puedan ser sostenidos en el tiempo.

Los tres principales ejes de este estilo de vida son:

  1. Comer lo más natural posible: alimentos que no pasen por procesos de refinamiento, que no contengan conservantes, azúcares refinados y sustitutos, aceites hidrogenados, etc.
  2. Moverse: al menos 40 minutos al día, haciendo una actividad que nos resulte accesible.
  3. Descansar bien: dormir 8 horas diarias.

Hay que ser pacientes y concentrarse en llevar bien el proceso y no en ver rápido resultados; si intentas hacer todo de golpe es muy probable que fracases. Y siempre hay que contar con la ayuda de un profesional” recomienda Triana.

“Se trata de priorizar lo natural y lo saludable ante lo artificial y lo procesado, pero no prohibirlo ni sacarlo de tu vida para siempre. Es quererte y aceptarte como sos, trabajar cada día para resaltar tus fortalezas y mejorar tus debilidades sin compararte con otros” agrega la autora del libro.

Por su parte, Agustina D andraia en “Diario de una chica fit” sostiene que este estilo de vida no plantea dejar de comer, sino comer mejor.

El fitness consiste simplemente en ponerse en forma. No propone ningún paradigma de belleza, sino que desafía a cada persona a encontrar la mejor versión de sí misma. La competencia es contra cada uno”, afirma Agustina.

Es interesante la comparación que hace la chica fit en su libro cuando explica que el hecho de sentirse conforme con la apariencia, eleva la autoestima y esto mejora las relaciones con los demás y el éxito laboral. La apariencia es un reflejo de cómo nos sentimos por dentro.

Comentarios