un delito con baja condena

Según los comerciantes, quienes cometen hurtos y arrebatos en el centro son ladrones de vieja data

Asimismo aseguraron que los hechos más frecuentes son los robos de mecheras y descuidistas que están agrupados en clanes familiares.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 16 de agosto, 2018

Otro nuevo robo se produjo en la zona del microcentro. El hecho ocurrió en Sarmiento entre Córdoba y Rioja, minutos después de las 14 de este jueves, donde un grupo de personas que transitaba por el lugar redujo a dos personas en moto que habrían intentado cometer un arrebato.

Los dos sospechosos fueron obligados a golpes a descender de su vehículo y retenidos en el lugar hasta que llegaron uniformados de la Policía Motorizada de la Unidad Regional II. Ambos fueron trasladados a una dependencia policial, hasta que se determine su responsabilidad en el hecho.

En dialogo con los comerciantes, Rosario Nuestro pudo averiguar que este tipo de hechos suelen suceder en la zona, aunque los más comunes son los arrebatos y el descuidismo. Fabio Acosta, presidente de la Asociación Casco Histórico explicó que la mayoría de los que comenten delitos entre los bulevares son ladrones de vieja data y reconocidos por todos los comerciantes.

Transeuntes detuvieron a dos presuntos motochorros

Según el referente, se hicieron reclamos al respecto por el accionar de mecheras y arrebatadores.  “El año pasado hubo un acuerdo para trabajar en conjunto, para que aquellos que tiene reincidencia tengan un castigo mayor. Hay  que fortalecer el tema de la reincidencia, si hay reincidencia que ya quede detenido”, dijo Acosta

Sobre la magnitud y cantidad de robos, indicó que no o hay datos porque se hacen pocas denuncias concretas, porque hay un descreimiento de la justicia por parte de los ciudadanos. “Hay una persona que fue detenida el año pasado que es una reclutadora de arrebatadores. Hay padres hijos y el abuelo también”, recordó.

Otra de las cosas que contó Acosta, es que hay trabajo en equipo por parte de estas bandas, en las paradas de colectivos, por ejemplo, en la de Entre Ríos y Santa Fe, donde trabajan haciendo descuidismo y robando a los jubilados que salen de las entidades bancarias. Y agregó además que el arrebato en moto, también es más frecuente sobre esta arteria donde se concentran la mayoría de los bancos.

Para finalizar dijo: “Lo que necesitamos es que haya un refuerzo de la policía de investigaciones para poder desarticular estas bandas, pero si no hay denuncias no se la puede alcanzar, necesitamos que la gente denuncie”.

Desde Asociación Empresaria de Rosario, su presidente Ricardo Diab, reconoció que existen reuniones con las fuerzas de seguridad y la cartera que conduce el ministro Pullaro, a quienes le advirtieron sobre la situación en la zona. “La preocupación más frecuente es por las mecheras y arrebatadores, con lo cual solicitamos mayor presencia policial”, expresó Diab. Que por otra parte también sostuvo que la mayoría de estas personas son conocidas.

Para el empresario  uno de los problemas que afrontan los comerciantes es que las fuerzas de seguridad van rotando y es gente que no conoce la zona. Generalmente son policías del centro norte de la provincia que no están afincados en la ciudad. “Sería mejor que haya policías fijos y mayor cantidad, más el acompañamiento de la  Gum”, solicitó el referente. Quien también dijo: “Son familias de ladrones que están en el rubro y usan miles de artilugios”.

Otro de los problemas con este tipo de delitos es que son hechos de poca pena donde el delincuente recupera rápidamente su libertad, esto por más de que su conducta sea reiterada. Por un hurto, como es considerado por el Código Penal, una persona podría pasar como máximo una semana encarcelado.

 

 

Comentarios