Más Pasional

Según el Cruz Azul, el Gigante de Arroyito pesó más que La Bombonera

Un jugador del equipo mexicano reveló que sintió más presión en Rosario que en La Boca.


Hace poco tiempo, un análisis realizado por la revista France Football, dio a conocer que tras un estudio, La Bombonera es el estadio más pasional del mundo. Sin embargo, un jugador del equipo Cruz Azul de México, salió a contradecir y aseguró que en el Gigante de Arroyito sintió más presión y aliento de parte de la afición. Tomás Campos, ex futbolista del "celeste" manifestó que los hinchas te quieren comer apenas entrás a la cancha.

'La Máquina Celeste' visitó el Gigante de Arroyito en las semifinales de la Copa Libertadores 2001, algo que resultó un infierno para los jugadores azules por la presión de los hinchas canallas. El conjunto mexicano se quedó con el pase a la final luego de empatar 3-3 y tener el global favorable de 5-3.

"Entré de cambio y lo primero que piensas es que te quieren comer (los hinchas). Cuando cobrabas un tiro de esquina, sentías que la afición te quería morder la oreja y ese factor sí te puede desconcentrar", señaló el ex mediocampista de Cruz Azul para Azteca Deportes.

Luego de esa semifinal, Tomás Campos estuvo presente en La Bombonera para la gran final de la copa pero para él, los hinchas xeneizes no apretaban tanto ni apoyaban cada jugada a su equipo. "El llegar a la Bombonera te asombra por la atmósfera, pero nunca estuve en un campo tan hostil como el de Rosario. La cancha de Rosario Central fue un infierno para nosotros, un infierno total", relató el actual entrenador de los Bravos de Juárez en la tercera división.