OPINIÓN

Seguir el ejemplo

martes 2 de enero, 2018

Nos quejamos los argentinos de lo caro que es vacacionar en nuestra Costa Atlántica, en el sur del país o hasta cómo se han disparado los precios en Córdoba. Por eso, tomamos destinos como Brasil, Uruguay, Chille y hasta el Caribe para los pocos días de descanso con los que gozamos al año. Pero, ¿qué hacen los dirigentes para cambiar este rumbo?

Te respondo: nada. Punta del Este es el bunker en donde no hay distinción de partidos políticos. Peronistas, radicales, Pro, y progresistas eligen viajar al país vecino, casi una sucursal de nuestro territorio, para pasar las fiestas con sus familias, parejas, amigos y socios.

¿Con qué cara un salteño vuelve a su provincia a decirle al resto de los argentinos que la visiten si él eligió el glamour de Punta para descansar? Solo para dar un ejemplo de los tantos que emigraron a vestirse de blanco y lavarse a cara para este 2018.

La identidad patriótica que pregonan muchos debe trasladarse a los hechos, o al menos no darnos más clases de la génesis argenta. Es un país que tiene todo para vacacionar, inclusive mejores precios que muchos de estos destinos que mencionamos arriba. Pero lo cierto es que ese “salir de acá” por casi el mismo costo que quedarse dentro de los límites territoriales de la República seduce a muchos.

No quiero vender humo, ni mucho menos. Hablo de la responsabilidad dirigente. Vos andá donde se te cante, por eso somos un país libre -o nos parecemos a eso- y tenemos pasaporte. Pero no deja de llamarme la atención el proselitismo de los políticos que tienen la responsabilidad de administrar estados locales y provinciales mostrándose con sus mujeres de moda y sus autos de lujo por otros lares.

¿La excepción es Macri? Tiene una posada propia de ensueños en Villa La Angostura. Para los que no conocen, es lo más cercano al paraíso que debe existir en el país. Tampoco es meritorio lo que debería ser habitual. No regalemos elogios que no sobran.

Comentarios

Te puede interesar