en caída

Se quintuplicaron las rescisiones de contrato de alquiler en Rosario

El panorama para los inquilinos se complicó frente a un contexto económico nocivo que generó inestabilidad laboral.

Por Ignacio Pellizzón

jueves 10 de enero, 2019

La situación para todos los inquilinos viene siendo extremamente desfavorable desde hace mucho tiempo. Sin embargo, el panorama se complicó frente a un contexto económico nocivo que generó inestabilidad laboral, pérdida de poder adquisitivo, inflación descontrolada, entre otros factores que incidieron directamente a la hora de lograr pagar el alquiler en tiempo y forma.

Si bien se esperaba -como anunció el presidente Mauricio Macri- que la Ley Nacional de Alquileres se sancionara durante el 2018, esto no fue así. “El proyecto no fue aprobado en Diputados, por lo que perdió estado parlamentario y esto es un golpe muy fuerte, porque hay que volver a atravesar las dos cámaras para lograr sancionarla”, explicó a Rosario Nuestro uno de los representantes de Concejalía Popular, Ariel D’Orazio.

Con aumentos de los alquileres que se producen, en algunos casos, de forma semestral y que superan el 35% anual, se está generando un combo explosivo para todos aquellos que dependen del alquiler para su vivienda única.

“Para 2019 detectamos que no bajarán del 35% los ajustes y las indexaciones para 2020 están en el mismo nivel, incluso hay indexaciones semestrales de entre 15 y 20 puntos, lo cual en el año es mucho mayor; esto con la ley se podría haber frenado”, aseguró D’Orazio.

El principal conflicto para los inquilinos radica en que los aumentos son desproporcionales en comparación con los incrementos de los salarios que, en muchos casos, mantienen una brecha que supera los 10 puntos de diferencia, por ende, estar al día con el pago se vuelve un dolor de cabeza.

Rompiendo contratos

Desde Concejalía Popular detectan que la morosidad en el cumplimiento de los contratos alcanza hasta un 5%. Si bien la cifra parece baja, no lo es. En los últimos 4 años el porcentaje se quintuplicó.

“En 2015, por ejemplo, la morosidad no llegaba al punto (menos de 1%%) y ahora estamos en un 5%”, señaló el representante de la ONG.

Desde Defensa al Consumidor, aseguraron a Rosario Nuestro, que las mayores consultas y acciones se dan por rescisiones de contratos. “En 2018 hubo más de 100 consultas e intervenciones, cuando antes se trataba de algo que prácticamente ni se medía por lo bajo que era”, afirmaron.

El panorama de cara a 2019 parece no variar mucho en comparación con 2018. Sin una ley nacional que ampare a los inquilinos y aumentos que superan los salarios, el futuro es, por lo menos, preocupante. Alquilar en Rosario se transformó, prácticamente, en un lujo.

Lo que hay que saber del proyecto

La nueva Ley Nacional de Alquileres contaba con media sanción del Senado de la Nación comprendía los siguientes puntos más importantes:

-En principio, los contratos de alquiler para vivienda pasarían a tener un plazo mínimo de tres años.

-En segundo lugar, el régimen de actualización de precios, cuando el contrato las incluya, se adecuaría a un promedio entre en índice de precios y el de salarios.

-En tercer lugar, los inquilinos no pagarían las expensas extraordinarias ni los impuestos que gravan la propiedad.

-En cuarto lugar, la devolución del depósito se haría con un monto actualizado al finalizar el contrato (que tiene como límite hasta un mes del valor del alquiler), sea proporcional a lo estipulado.

-En quinto lugar, la Ley permitiría bajar sensiblemente los gastos de Comisión u Honorarios Inmobiliarios que hoy afrontan los inquilinos.

-En último lugar, “subrayamos que estamos en un contexto que hace aún más necesario la aprobación de la presente ley. En síntesis, creemos que éste es un gran paso para los más de seis millones de inquilinos (estudiantes, profesionales y asalariados) en todo el país. Y que, al mismo tiempo, sirve como un piso de discusión para seguir proponiendo políticas públicas que apunten a generen condiciones más justas para alquilar una vivienda digna para vivir”, rezaba el proyecto.

 

Comentarios