RADIO MITRE ROSARIO

Se fue el Maestro Timoteo: “Veo a muy pocos técnicos hoy con la integridad de Carlos, era una fenomenal persona”

Roberto Gastaldi, ex dirigente de Central y amigo de Griguol, lo recordó con mucho cariño: "No fue nada más que un gran técnico, fue un gran tipo".


La muerte de Carlos Timoteo Griguol conmovió a todo el mundo del fútbol, caló hondo por los recuerdos y las enseñanzas que dejó este verdadero Maestro de las canchas y de la vida. “Vea a muy pocos técnicos hoy con la integridad de Carlos, era una fenomenal persona”, aseguró Roberto Gastaldi, ex dirigente de Central y amigo íntimo del ex entrenador que fuera campeón en el Canalla del Torneo Nacional 1973.

En diálogo con El Puente de Radio Mitre Rosario, al referirse a Timoteo, dijo: “Carlos fue un gran tipo, además de ser un fenomenal técnico, una fenomenal persona en todos los órdenes. Cuando todos los canales de televisión y radios hablan de una persona, es porque fue una gran persona, sino la gente no se acuerda como se acuerdan de él. Hoy veías a periodistas, jugadores, entrenadores, todos conmocionados”.

No fue nada más que un director técnico, yo era amigo de él, tenía que ver con el fútbol, me hice amigo por el fútbol, pero teníamos una amistad familiar y personal", continuó Gastaldi, que además rememoró aquellas reconocidas temporadas de verano en Mar del Plata: "Veraneamos 30 años juntos, mis hijos eran amigos de sus hijos. Carlos era fenomenal, como técnico era una cosa espectacular. Cuando era técnico de River fui a ver prácticas, estuve en casi todos los partidos de Ferro cuando fue campeón en el 82 y 84, un cuadro espectacular”.

Sobre aquellas jornadas en La Feliz y lo que representaba rodear a Griguol, recordó: “Nos juntábamos 150 o 200 personas, todos los de la Carpa 12. En los primeros 10 días de enero al menos comíamos cuatro o cinco veces, hacíamos una cena para toda la playa, venían todos los que querían venir, gente de fuera del fútbol, familia con los chicos, pasaron cosas muy lindas”.

Consultado sobre cómo jugaba el Central campeón del 73, quien fuera directivo auriazul en aquella época, contó: “Un equipo que si hacía un gol te acostaba a dormir, si Central iba ganando 1-0 andate de la cancha que se terminó el partido, en el 90 por ciento de los casos era así. No era un sistema defensivo, Carlos jugaba un sistema tipo brasilero 1-4-1-4, el que jugaba atrás era libre pero no era libero, iba para cualquier lado donde viniera el jugador más adelantado del equipo contrario, con los otros cuatro hacía hombre. Era un equipo tremendamente efectivo”. 

Aconsejaba lo mejor posible a los jugadores, una persona de bien. A los chicos de 17, 18, 19 o 20 años los hizo grandes, los llevaba a todos bien, era muy raro que en un equipo de Timoteo no hubiera una gran amistad entre todos”, continuó Gastaldi sobre las cualidades de Griguol para comandar los planteles y agregó: “Era fenomenal como persona, con los jugadores era un tipo que se daba su lugar pero tenía confianza y además una seriedad en todo. Difícil que lo veas a Griguol en una posición incómoda con los jugadores, siempre aconsejándolos a los más chicos sobre todo, a los de media edad que empezaban a hacer unos pesitos siempre les recomendaba lo mismo: ‘antes del auto, la casa’”.

Sobre esa recomendación con respecto a cómo administrar los primeros ingresos de los futbolistas, contó una reconocida anécdota cuando dirigía a Ferro, club con el que obtuvo dos títulos en 1982 y 1984: “El Beto Márcico dejaba a cuatro cuadras de la cancha de Ferro el auto porque no quería que Timoteo lo vea, porque si sabía que se había comprado el auto y no la casa, le hacía vender el auto”.

Tenía cosas difíciles de ver hoy en los técnicos, veo a muy pocos con la integridad de Carlos. La parte deportiva era 10 puntos, en la parte personal con el jugador era 10 puntos, en la parte familiar era 10 puntos, con sus hijos y amigos era 10 puntos”, finalizó Gastaldi.

x
Paladini flotante