Fuego y contrafuego

Se calienta fin de año en el Enapro por polémica entorno a la licitación de una guardería

Son tiempos de cambios, enroques y de nuevos enfoques políticos tanto a nivel nacional, provincial como municipal.


Son tiempos de cambios, enroques y de nuevos enfoques políticos tanto a nivel nacional, provincial como municipal. Pero, además, hay otras instituciones que se encuentran en medio asunciones de nuevos mandos y que, como todo cambio, genera movimientos que a muchos les caen bien y a otros para nada simpáticos.

Todo indicaría que el nuevo titular del Ente Administrador del Puerto de Rosario (Enapro) será el empresario Adrián Milisenda, quien proviene de pertenecer a la Junta de la entidad desde hace años, y, de esta manera, reemplazaría al actual referente radical, Lic. Ángel Elías. Si bien no debería haber demasiados inconvenientes, una polémica por la guardería que administra la institución (GPS), caliente el final de ciclo del actual presidente.

La puja por la nueva concesión de la guardería, que lleva por nombre “Guardería Puerto Sur”, por eso sus siglas GPS, y que se ubica lindero al barrio El Mangrullo, encendió las alarmas del Enapro por una denuncia de Alberto Degiorgi, el actual beneficiario de la concesión, por presunto desmanejo en el proceso licitatorio.

Qué pasó

Alberto Degiorgi es una persona conocida en el mundo náutico de Rosario. Estuvo al mando de la administración de la guardería de Rosario Central, Botar, entre el 2006 y 2010. Desde hace 10 años que tiene la concesión de GPS. Los últimos 5 años, estuvo renovando de manera anual el beneficio de explotación de la Guardería. El espacio emplea a 16 trabajadores, que desarrollan tareas de desplazamiento de embarcaciones y seguridad del establecimiento.

“Cuando el Sr. Degiorgi se encontraba en tratativas de celebrar una nueva prórroga del contrato de locación, toma conocimiento de que la empresa titular del inmueble efectúa una convocatoria a fin de que se presenten propuestas para la explotación de dicha guardería, sin haberle informado al ocupante ni tampoco a la Cámara Náutica de tal decisión, siendo ésta de suma importancia para el medio náutico, realizando tal convocatoria con la mínima disfunción necesaria”, reza el comunicado elaborado por el estudio jurídico Bentolila & Speranza.

El abogado de Degiorgi, Nicolás Speranza, explicó a Rosario Nuestro que les avisaron del llamado “tan solo 30 días antes” y que, si fuera poco, presentaron una propuesta con un canon mensual 15% superior al que presentó la firma competidora: 5S Servicios S.A. la cual “llamativamente se conformó diez días antes del llamado a licitación”.

Además, siguiendo con las presuntas irregularidades, el abogado especificó que “Degiorgi no fue beneficiado con el principio de igualdad que merecen las licitaciones públicas”, porque los miembros de la firma contraria pudieron presentar en una reunión formal los proyectos que tenían para la guardería, siendo llamativo, inclusive, que ofrecieran un canon mensual menor al propuesto por el actual concesionario.

Otro dato más que levantó las sospechas del antiguo explotador, es que “se le informa telefónicamente que debe comparecer al Enapro, sin darle motivos de su citación, y al hacerse presente se le comunica mediante un escrito con el membrete del ente que la empresa seleccionada es 5 S Servicios S.A. en la oferta presentada”, detalló Speranza.

Por estos motivos, en los que suscriben a algunas “suspicacias”, habida cuenta de que hay cambio de mandos en el Enapro, es que presentaron un “pedido de nulidad de la notificación y exigiendo la inmediata entrega de la resolución fundada, haciendo reserva de impugnar el aberrante acto administrativo”, indica el escrito al que accedió este medio.

El Enapro responde

Rosario Nuestro se contactó con los referentes legales del Enapro para conocer la versión oficial de la supuesta polémica en torno a la guardería GPS. “Como se puede observar en las diferentes actas, la posibilidad de acercarse a mostrar el proyecto de manera presencial y en cualquier formato -ya sea escrito, digital, entre otros- estaba plasmado en el comunicado”, señalaron y agregaron: “Inclusive, el Sr. Degiorgi acudió 40 minutos tarde a la reunión citada para poder presentar su oferta”.

“Si bien es cierto que la empresa 5S Servicios S.A. ofrece un canon mensual de 3.200 dólares, mientras que la de Degiorgi era de 4.000 dólares, no es la única variable que la Junta analiza a la hora de otorgar el permiso de explotación de GPS, sino también la oferta técnica, presupuestaria, de inversiones, es decir, un conjunto de factores que, a diferencia de otras licitaciones en las que siempre gana el que propone una oferta de rendimiento económico, el Enapro evalúa mucho más”.

Asimismo, uno de los principales datos que alertó a la Junta y que también colaboró en la decisión de cambiar de empresa explotadora de la guardería GPS, “fueron los inconvenientes bancarios y fiscales del Sr. Degiorgi”. Es que el empresario, “no presentó el informe bancario y tampoco contaba con el Libre Deuda Provincial, el cual se encuentra en Riesgo Fiscal nivel 3 en API”.

De esto da cuanta el informe realizado por la síndica titular del Enapro, Ana María Muredu, quien deja expuesto lo siguiente: “(…) se entiende que en el caso que nos ocupa y en base a la documentación presentada por el Sr. Carlos Degiorgi, no estaría dando cumplimiento de modo alguno a la normativa vigente, y en particular a las disposiciones de la Ley 25.345 de Antievasión, siendo un tema éste sumamente sensible en el contexto actual”.

Otro elemento que aportaron los responsables legales del Enapro a este medio, es que, para poder presentarse a la licitación, que en realidad se trata de “selección de co-contratantes”, las firmas pueden, inclusive, armarse hasta horas antes del llamado, ya que lo que se analiza son las variables mencionadas y no la antigüedad de una empresa en particular.

x
Paladini flotante