RADIO MITRE ROSARIO

Salta 2141: la única familia querellante aseguró que va a seguir hasta las últimas consecuencias

Adrián Gianangelo, hermano de una de las víctimas, se refirió al estado judicial de la causa.

Por Rosario Nuestro Redes

jueves 2 de agosto, 2018

Faltan días para que se conmemore el quinto aniversario de Salta 2141. El 6 de agosto de 2013 colmó las calles rosarinas de un silencio angustioso donde solo retumbaban las sirenas de ambulancias y bomberos. Una fuerte explosión hizo desaparecer un edificio del paisaje urbanístico y cinco años más tarde los familiares de las víctimas llevan como lucha una causa judicial que no avanza. Adrián Gianángelo perdió en la tragedia a su hermana Débora y este miércoles se mostró disconforme sobre el estado de la investigación en diálogo con El Puente por Radio Mitre Rosario.

“Somos padecientes de esta justicia penal que es lerda y nos deja disconforme. Más que justicia parece que es una injusticia. Estamos firme esperando”, encabezó Gianángelo al ser consultado sobre la situación de la causa que caracterizo de “nebulosa” y “gris”. Además, detalló que la defensa tiene un arma legal para retrasar el proceso cada vez que impulsan, en conjunto con la fiscalía, una nueva medida.

De acuerdo con Gianángelo, todavía no saben una fecha de juicio estimada y expresó que “cuando llega el aniversario la Justicia hace públicos nuevos plazos para fin de año”. Y acotó: “Nos van pateando y así van presentando escritos legales”. La espera para los familiares es constante y la ausencia de las víctimas la acompaña: “Todos los días te atraviesa ese sentimiento de dolor”.

El hermano de Débora comentó que sintió tristeza al ver cómo el resto de las familias abandonaron la lucha por las presiones judiciales y económicas que ejerce la defensa sobre ellos. No obstante, reforzó al respecto: “Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias. Si tenemos que mover montañas o ir a barrer la calle para pagar a los abogados y así obtener justicia, lo vamos a hacer”.

Antes de culminar, sostuvo que los responsables son quienes “actuaron esos días anteriores y posteriores” a la tragedia. Gianángelo vivía con Débora en el 3º C y habían realizado un par de denuncias. A raíz de ellas cortaron el suministro de gas y a la semana lo habilitaron nuevamente. “En realidad el edificio no estaba en condiciones, no tenía las medidas de seguridad, las boquillas de seguridad y los caños de gas estaban podridos y pintados de amarillo”, detalló. Y agregó: “Es una cadena de responsabilidad de cosas mal hechas”.

“Son los gasistas, el consorcio, la gerencia y también dejamos abiertos como punta de lanza en la querella para ir más arriba. Aquellos que están en su escritorio tranquilos y toman decisiones que causan muertes también deben ser procesados”, añadió justificando que esta causa debe servir como ejemplo.

En tanto, invitó a la sociedad a participar de una charla el próximo lunes al mediodía en la facultad de Derecho (aula 15). El Observatorio Nacional de las Víctimas estará presente, acompañado del Ministerio de Justicia y familiares de víctimas de otras tragedias como Once, Cromañón y Flores. “Sería importante que asistan porque uno pasa de ser un ciudadano común a víctima de un día para el otro y para que vean que hay quienes están haciendo cosas buenas por todos los ciudadanos”, explicó.

Comentarios