¿ADIÓS A UN CLÁSICO?

Calesitas sin música por no poder pagar Sadaic


La ilusión de dar vueltas en una calesita siempre está latente en la infancia. Sin importar la generación, todos quisimos subirnos a ellas; mientras un caballito, nos subía y bajaba al ritmo de la música. En cada pasada, saludábamos con emoción a quien nos esperaba abajo. El combo generaba muchas sensaciones. Pero, poco a poco, ya no es todo color de rosas, y pasear en ellas comenzará a ser en silencio, a partir de ahora.

Las calesitas que funcionan sin música son cada vez más. La tendencia aumenta y Sadaic es el motivo. La entidad representante de los autores musicales exige el impuesto a los propietarios e imposibilitados de cubrir los costos, desistirán de las canciones que alegraban cada vuelta.

La noticia está haciendo eco en el país. El foco comenzó en Mar del Plata, ciudad turista que se colma de inspectores en marco de la temporada. En las redes sociales, comienzan las protestas para mantener vivo a lo es una tradición durante la infancia. Gustavo Yankelevich, padre de Romina Yan y ex marido de Cris Morena, encabezó el reclamo, a través de su cuenta de Twitter.

x
Paladini flotante