apostar a lo que viene

Rosental Inversiones, entre el aprendizaje de 2020 y la oportunidad de 2021: "Somos una empresa optimista"

En un extenso diálogo con Rosario Nuestro, Lisandro Rosental, presidente de la compañía, analizó las experiencias vividas y manifestó sus expectativas por lo que se aproxima.


La pandemia cambió los esquemas de la economía mundial y obligó a las empresas a reinventarse. Los modos de producción, trabajo e inversión debieron adaptarse al nuevo escenario. En Argentina, la construcción fue una de las ramas de la actividad que más se vio afectada por las restricciones para desacelerar los contagios.

Consciente de las modificaciones que trajo el coronavirus, no sólo en materia económica sino humana, para Lisandro Rosental, presidente de Rosental Inversiones, 2020 fue un año de incertidumbre, pero también de aprendizaje en el rubro de la construcción. En diálogo con Rosario Nuestro, el empresario reconoció que la situación sanitaria sacudió las estructuras y aportó una mirada optimista de cara al 2021.

RN: ¿Cómo analizás el particular 2020 y en cuánto los afectó la pandemia tanto al sector como a ustedes en particular?

L.R: Es muy difícil analizar un año donde la pandemia afectó todo, no solamente al trabajo, sino a las relaciones familiares y las relaciones humanas. Con la pandemia el nivel de actividad tuvo un corte abrupto en pos de privilegiar a la salud, por eso es complicado hacer un balance del año.

Con esa realidad, dentro de lo que se podía hacer, nos vimos obligados a adaptarnos lo más rápido posible al entorno y a la nueva normalidad, de transformar una empresa que nunca había trabajado Home office, a hacer Home Office en forma total de un día para otro, a adecuar a los clientes y sus costumbres. Muchos de esos cambios llegaron para quedarse, creo que otros encontrarán puntos intermedios, y algunos volverán a la normalidad. Hoy todavía estamos viviendo la pandemia, ojalá la estemos terminando, no sé si estamos en condiciones hoy de decir a ciencia cierta qué es lo que viene para adelante.

Lo que deja el 2020 a todos los sectores, es la enseñanza que los ganadores fueron los que supieron adaptarse al contexto con las reglas del juego que impuso la pandemia. Humildemente, creo que nosotros nos hemos sabido adaptar y que hemos sabido hacer lo que nos imponía la realidad.

RN: ¿Con qué expectativas encaran este 2021, en el que aún persiste la pandemia?

L.R: Somos una empresa que se caracteriza por ser optimista, por mirar hacia delante y mirar el vaso medio lleno, con altas expectativas. En este año particular, donde venimos de un 2020 un tanto complejo, creo que mirar el vaso medio lleno sería poder ver que después de un año difícil existen oportunidades y que tenemos un equipo profesional y capacitado para aprovecharlas.

También sabemos y entendemos luego de un año complicado,  todo va a ser más lento y más difícil. Pero cuando arranca un nuevo año, miramos a futuro y siempre creemos que ese año va a ser mejor que el anterior. Esa es nuestra forma de tener las expectativas siempre muy arriba, y obviamente trabajando muchísimo para cumplir los objetivos.

RN: ¿Cuál fue la estrategia que adoptaron para sobreponerse a la crisis?

L.R: Hicimos foco tanto en el frente interno, lo que se refiere a los colaboradores de la empresa, como en el frente externo, es decir, nuestros clientes. Siempre tratando de brindar un servicio superlativo, de calidad, resolviendo los  problemas o cuestiones que puedan surgir. En cuanto al frente interno, nos propusimos ayudar a nuestros colaboradores en la gestión de todos los días, tanto a nivel familiar como a nivel empresa. Problemas o temas que podíamos resolverles de la vida cotidiana, para que vivieran este contexto lo más llevadero posible y que esa tranquilidad los lleve a rendir al máximo en el día a día de la empresa.

RN: ¿Qué objetivos se trazan para este 2021, aún en medio de la pandemia?

L.R: A nosotros la pandemia no nos cambió los objetivos del negocio, tenemos trazados objetivos muy claros en las diferentes líneas. Lo que sí ha hecho la pandemia, es hacernos tomar determinadas decisiones para poder adaptarnos y poder cumplir con los objetivos. En el área de Real Estate, esas metas, en términos de desarrollo, tienen que ver con continuar las obras, entregarlas en tiempo y forma,  brindar productos de calidad, ofrecer a los inversores negocios con rentabilidades atractivas, entre muchas otras. Y lo que respecta al área de Mercado de Capitales, ser innovadores en los productos, crecer en participación de mercado, ofrecer a los clientes productos tanto para la necesidad de captación de fondos, tanto para empresas como para personas; y la colocación de los mismos en el Mercado de Capitales de forma eficiente (mucho más en un año complicado como éste).

x
Paladini flotante