ECONOMÍA

Rosario, segunda en tasa de desocupación: "La demanda de alimentos creció en la ciudad"

Lo afirmó el senador departamental Marcelo Lewandowski, quien se refirió a los datos informados por el Indec.


La tasa de desocupación en Rosario saltó al 12,9 por ciento y es la segunda más alta del país, detrás de Tucumán, y también la más elevada en 14 años, así lo informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Hay alarma en el arco político.

De acuerdo a lo informado por el organismo, la tasa de desocupación a nivel nacional,  registró una leve suba en el primer trimestre del año, cuando fue del 10,4%, con relación al mismo período del 2019, informó esta tarde el Indec.

En el caso de Rosario, el incremento es del 12,9% y se ubica por detrás del eje Gran Tucumán-Tafi Viejo que resultó ser la región con mayor nivel de desocupación con el 13,1%. Además, otra localidad de la provincia de Santa Fe se encuentra en las cifras más altas y es Villa Constitución, que su desocupación creció el 11,5%.

Cabe destacar que, el impacto de la pandemia sobre el empleo aún no se habría reflejado en esta estadística, ya que la cuarentena fue impuesta sobre el final del período, el 20 de marzo último.

“Rosario se encuentra entre los sectores con mayor nivel de desocupación, es el segundo, después de Tucumán y esto no se puede permitir en una gran urbe como Rosario que tenemos todo. Tenemos ríos, industria, todo”, expresó el Senador por el departamento Rosario, Marcelo Lewandowsky sobre los datos del Indec.

Y manifestó: “Esa es una gran preocupación en la medida que uno tenga trabajo, en donde el trabajo dignifica, y en donde podamos tener esa posibilidad de desarrollarnos, podemos acomodarnos en todo pero cuando la gente no tiene trabajo no solamente afecta el bolsillo sino que afecta a su salud mental, a su angustia y a su desesperación. Entonces me parece que son las prioridades a la que tenemos que buscarle salida en pandemia y post pandemia”.

En ese marco, Lewandowsky  afirmó que “ha crecido la demanda de alimentos en la ciudad”. “A quienes ya demandaban se le suma a los titulares de los comercios que no pudieron trabajar, que no puede pagar los sueldos y aquel que no pudo cobrar su sueldo o que se quedó sin trabajo”.

“Hay muchas cosas que hay que reconvertir. La cultura laboral pero además la salida laboral que le damos a la gente, la posibilidad de estudiar de estudiar y qué tenga una salida laboral ese estudio. Esto sin dudas es lo que lo que más nos preocupa que ya existía y que se ha profundizado con esta pandemia”, concluyó.