Informe del indec

Rosario es uno de los centros urbanos con mayor tasa de desempleo en el país

Hasta diciembre del 2018 había 1,9 millones de personas sin trabajo en todo el país, de acuerdo a las cifras del Indec. En nuestra ciudad la cifra llega al 12.8%.

Por Rosario Nuestro Redes

jueves 21 de marzo, 2019

El desempleo subió a 9,1% y aumentó en 417.000 la cantidad de desocupados en todo el país. Estos datos fueron difundidos este jueves por la tarde  por el Indec y representan la estadística del último trimestre de 2018. Respecto al mismo periodo del año anterior, el incremento en la tasa fue de casi dos puntos. Tanto Mar del Plata y Rosario, fueron las zonas  más castigadas y con mayor tasa de desempleo en el país, donde la cifra llego a los 12 dígitos.

El informe del organismo reflejó un aumento de casi 260.000 en la cantidad de desempleados, pero como la encuesta incluye solo 31 conglomerados nacionales, representa al 62% de la población total. Si se extiende la cifra de cantidad de desempleados a toda la población, la variación fue en realidad de 417.000.

Analizado por regiones, Mar del Plata (12,8%), el Gran Rosario (12,8%), el Gran Buenos Aires (11,4%), el conglomerado San Nicolás-Villa Constitución (11,3%) y Santa Rosa-Toay (10,1%), fueron las zonas con mayor tasa de desempleo en el país.

 

En la comparación interanual, el salto es de casi dos puntos: en el último trimestre de 2017 la tasa de desocupación había sido de 7,2%. Por otra parte, la tasa de actividad, que combina empleados y desempleados y que marca qué porcentaje de la población tiene o busca trabajo, se mantuvo estable en 46,5%.

Dentro de la medición de individuos empleados, el Indec registró 572.000 personas que aún teniendo trabajo salieron al mercado laboral a buscar un ingreso extra.

El reporte también da cuenta de un incremento de los empleados que trabajan menos de 35 horas semanales con relación a los que son a tiempo completo, lo que se conoce como la tasa de subocupación. Este tipo de asalariados, según la defición del Indec, también estarían dispuestos a “aumentar las horas de trabajo en cualquiera de sus empleos actuales”.

La necesidad de nuevos ingresos en el hogar se enmarca en la caída del poder adquisitivo. A diciembre de 2018 el salario real había disminuido más de 12%, lo que se dio por la brecha entre la inflación interanual de ese mes, que fue de 47,6% y la evolución de los salarios, que fue de 29,7%.

Según el Indec, la pérdida de puestos de trabajo impactó especialmente entre la población joven. “El aumento de la desocupación responde en mayor medida al incremento en la tasa de los varones más jóvenes, que equivale a 4 puntos porcentuales (de 11,4% a 15,4%), aunque también adquiere relevancia la suba de la desocupación entre la población de ambos sexos en edades centrales”, explica el informe.

Los datos de la Secretaría de Producción y Empleo reflejaron que durante todo 2018 se perdieron poco más de 191.000 puestos de trabajo, especialmente en el comercio y la industria manufacturera.

 

Comentarios