Roberto Sukerman reconoció que el paro de colectivos "es un conflicto difícil de resolver"

"Si decimos que en el colectivo vayan menos personas para cumplir con la distancia, esto implica más colectivos y choferes: o aumento el boleto al doble para que rinda, o hay más subsidios para compensarlo", aseguró el ministro de Trabajo.


Roberto Sukerman, ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la provincia, se sumó al ciclo de entrevistas en vivo a través de la cuanta de Instagram de Rosario Nuestro.

El funcionario habló de su trabajo al frente de esta cartera, de la economía en tiempos de aislamiento social y del paro de colectivos que ya lleva 9 días de corrido en la ciudad.

"Hace unas semanas el gobernador me encomendó a recorrer todos los departamentos de la provincia, mañana me queda el último que es San Lorenzo", contó Sukerman en primer lugar. En base a esta recorrida por toda la provincia, aseguró que "la actividad industrial funcionó de manera muy importante y esto es trascendente. Que la actividad primordial haya funcionado hace que el daño económico de todos esos sectores no se produzca".

En ese sentido, dijo que los comercios y servicios que no pudieron abrir durante varias semanas producto de la cuarentena "están muy mal y sin perceptiva de cuando van a poder funcionar normalmente como corresponde. Ojalá que sea cuanto antes, hay mucha ansiedad y necesidad.

A su vez, dejó en claro que la mayoría de pymes provinciales cumplieron con los protocolos impuestos. "Vemos el cumplimiento de protocolos. Hay cambios culturales enormes. Si recorrés las industrias del mal denominado interior de Santa Fe, han sacrificado la siesta, trabajan de corrido. Costumbres tan arraigadas como compartir el mate, la botella, el saludo, el abrazo, palmearse la espalda; nada de esto está pasando".

Producto de la recorrida por distintas industrias y empresas, "hemos visto como ha bajado el ausentismo, se va a trabajar con ganas. El que tiene laburo lo cuida", enfatizó el funcionario.

En esa línea, reconoció que "hay mucho trabajo no registrado, y el Estado genera programas (créditos, por ejemplo) para el trabajo registrado. Está claro que es difícil muchas veces llegar a determinados sectores, que el grado de informalidad de la economía o de administración laboral hace que se queden afuera".

Otro de los panoramas que dio a conocer Sukerman en base a la recorrida por todos los departamentos provinciales, es que "nos dimos cuenta que tenemos que estar todos juntos", en referencia al panorama político, y teniendo en cuenta que hay muchas banderas políticas gobernando en territorio provincial.

Con respecto a su trabajo al frente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, aseguró que  "por primera vez en la historia se aceptan reclamos o acuerdos vía internet, con audiencias virtuales. Esta coyuntura hace que tengas que tomar decisiones inmediatas, de golpe, que hubieras querido tomar de manera programada".

Paro de colectivos

Rosario sumará este martes el noveno día consecutivo sin transporte urbano e interurbano de pasajeros, ya que no hubo acuerdo. En este contexto, Sukerman admitió que "es un conflicto difícil de resolver. Indudablemente va a haber una crisis en el transporte producto de la situación que se está generando. Todos tenemos que poner un poco. El sistema estaba con problemas con anterioridad. Si decimos que en el colectivo vayan menos personas para cumplir con la distancia, esto implica más colectivos y choferes: o aumento el boleto al doble para que rinda, o hay más subsidios para compensarlo".

Por último, reconoció que "el Concejo de Rosario acompaña a Pablo Javkin. Con él fuimos rivales electorales hace meses y nos hablamos muy seguido, viendo como hacemos con distintos protocolos, controles y demás. Me parece que debería ser una enseñanza. El futuro de la política no puede ser la chicana."

La entrevista completa

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Rosario Nuestro Noticias (@rosarionuestro) el