SEGÚN UN ESTUDIO

Revelaron cómo será el rostro humano en el futuro

El proceso de evolución continúa tras el surgimiento del homo sapiens.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 14 de septiembre, 2018

Un grupo conformado por científicos de varias regiones del mundo está realizando una investigación sobre cómo evolucionarán los rasgos faciales de los humanos con el paso de los años. Ya se han encontrado algunos indicios que responden a este cuestionamiento, y los expertos han explicado al diario Clarín qué aspecto tendrá nuestra descendencia y por qué.

Los seres más expresivos del planeta

La doctora Penny Spikins, del Departamento de Arqueología de la Universidad de York, señala sobre el actual rostro humano que “se transformó de un rostro más intimidante, que era una ventaja para competir, a otro que era conveniente para llevarse bien con los semejantes”. Los investigadores consideran que eso es precisamente lo que ha llevado a los humanos a convertirse, en “términos faciales”, en los seres más expresivos del planeta (recreamos alrededor de 50 gestos).

Los seres más expresivos del planetaLos humanos contamos con un completo conjunto de músculos denominados miméticos, lo cual nos diferencia de otros vertebrados como los caballos o los perros, que no son expresivos facialmente, pues “carecen de la capacidad total de mover la piel de sus caras”, explica Adam Wilkins, genetista y autor del libro Making Faces. The Evolutionary Origins of the Human Face.

El especialista indica que “uno de los cambios más significativos del rostro se encuentra asociado al tamaño del cerebro y la evolución misma de ese órgano, lo cual ha permitido que tengamos más opciones de expresión, principalmente porque somos seres sociales y cooperativos y necesitamos esas propiedades”. No obstante, no se tiene claridad sobre el orden de la causa y el efecto: si nuestros gestos son producto del desarrollo cerebral o si nuestro cerebro ha evolucionado a partir de la expresividad.

Rumbo a más transformaciones

Si bien somos la especie más expresiva, la disposición de nuestro rostro aún está lejos de considerarse perfecto.

Según Wilkins “nuestros ojos están muy juntos y miran hacia adelante, los arcos dentales humanos son desproporcionadamente pequeños en relación con el resto del cuerpo: tenemos dientes más chicos. Es decir, las características físicas de nuestra cara son inusuales”.

Rumbo a más transformacionesAsí entonces, a medida que transcurra la evolución, nuestros rostros se irán transformando, buscando ser perfectos. Otro aspecto fundamental que cambiará nuestra apariencia sería la adaptación genética al alterado medio ambiente, en decir, la selección natural, un fenómeno de la evolución formulado por Charles Darwin en su teoría.

“En un mundo tan superpoblado, con millones de seres humanos viviendo en espacios reducidos, ciudades, la cara sigue y seguirá jugando un papel clave en nuestras vidas. Por lo tanto, continúa su evolución. Desde un punto de vista esquelético, posiblemente la reducción de la mandíbula seguirá sucediendo, como desde hace dos millones de años. Eso cambiará el aspecto, en unos más y en otros menos, lo que contribuirá a una mayor variabilidad entre los humanos y, de ese modo, a más posibilidades de individualización”, afirma el profesor e investigador Antonio Rosas, del Museo Natural de Ciencias del CSIC, de Madrid.

¿Y cómo será entonces nuestro rostro en el futuro?

Y cómo será entonces nuestro rostro en el futuro“Si continúa la evolución de nuestro cráneo, se presume que seguirá con esa “juvenilización” en sus proporciones, lo que hará que tengamos una cara más pequeña, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón más reducido y una bóveda craneal más globular y desarrollada”. concluye Paul Palmqvist, Profesor titular de Paleontología de la Universidad de Málaga.

Todo depende de la humanidad

Henk Dijkstra, un profesor de la Universidad de Utrecht, hizo sus estimaciones al respecto y aseguró que “queda muy poco tiempo” para que los objetivos constituidos en el Acuerdo de Paris se conviertan en una tarea inviable, aunque se implementen estrategias drásticas para intentar reducir las emisiones de agentes contaminantes. Por otro lado comentó que existe un 67% de probabilidad de que el tiempo que queda (de aquí a 2035) alcance. El éxito dependerá del grado de compromiso de la humanidad en cuanto a las emisiones.

Finalmente el estudio pronosticó que si los gobiernos se unen en impulsar las fuentes limpias de producción de energía con una tasa anual que supere o iguale el 5% de forma sostenible desde el 2027, se podrían evitar las consecuencias del cambio climático.

Fuente: GrandesMedios.com

Comentarios