tras el escándalo

Renunció la funcionaria del Ministerio de Educación que participó de una fiesta clandestina

Romina Indelman presentó su dimisión este miércoles después de conocerse un video de un encuentro en Rafaela en el que no se respetaron las medidas sanitarias para prevenir el coronavirus.


La funcionaria del Ministerio de Educación provincial que participó de una fiesta clandestina en Rafaela renunció este miércoles a su cargo. Se trata de Romina Indelman, quien se desempeñaba como directora de la Regional III de la cartera, a quien se la vio bailando en un  encuentro que tuvo lugar en un bar por el Día del Amigo. El momento se viralizó a través de las redes sociales y generó un escándalo que terminó con su dimisión.

Luego del fuerte revuelo tras conocer las imágenes en las que se la vio sin barbijo y en un lugar en el que había 300 personas, Indelman explicó en declaraciones radiales que fue a cenar con cinco amigas al bar, que, según afirmó, estaba habilitado para funcionar y desmintió que se haya celebrado una fiesta clandestina. "Nunca hubo una fiesta clandestina", aseguró a LT28 de Rafaela.

El escándalo

El escándalo se suscitó el martes por la tarde tras conocerse un video de una celebración por el Día del Amigo a la que asistieron cientos de personas, donde no se respetaron las medidas sanitarias para prevenir contagios de coronavirus.

Las imágenes, en las que aparece Indelman, produjeron indignación de los usuarios de Twitter por la actitud despreocupada de los participantes del evento, que estaban sin tapabocas, a pocos centímetros unos de otros y hasta se dieron el lujo de hacer el popular trencito a la hora de bailar. Finalmente, el local fue clausurado.