Concejo Municipal

Reclamo de jubilados: insisten que el pase libre en el transporte se extienda a los que cobran hasta 23 mil pesos


Un grupo de jubilados acudió una vez más este lunes al Concejo Municipal para reclamar que el pase libre para el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) se extienda a aquellos que perciben hasta dos jubilaciones mínimas y no sólo una, tal como establece la normativa vigente. Sin embargo, no fueron atendidos por los ediles de la Comisión de Servicios Públicos.

Así las cosas, el centro de la demanda reside en la extensión del límite fijado  para acceder al transporte gratuito. De 11.500- la mínima percibida por un jubilado y el tope establecido hoy- el monto pasaría a 23 mil-el equivalente a dos mínimas-. Además, exigen que el hecho de poseer un auto no sea un impedimento para viajar gratis en el TUP, un punto que en la actualidad se erige como un obstáculo.

Según Ernesto Sosa, representante de la Mesa Coordinadora de Jubilados y Pensionados y uno de los impulsores del pedido, el reclamo data, al menos, desde marzo. De hecho, el 8 de abril presentaron ante los concejales un documento que formaliza la solicitud. Ya van varias veces que se topan con la negativa de quienes conforman el cuerpo deliberativo local.

«Esto lo venimos pensando hace mucho porque se viene deteriorando  el poder adquisitivo de los jubilados y acrecentando las dificultades que se tienen. Concretamente lo que pedimos es pase libre para todos los jubilados que ganen por debajo de dos mínimas», agregó Sosa.

Por otra parte, expresó que también reclaman la implementación de la tarjeta SUBE en Rosario «porque tiene una ventaja que es que, independientemente del ingreso que tenga, el jubilado hace un trámite, le corresponde la tarifa social y paga el 45 por ciento del pasaje» y dos pases libres para organizaciones de jubilados que «hacen trámites en beneficio de sus pares».  Este último punto, un provecho del que gozan las vecinales.