Tarifazo

Rechazo unánime de los consumidores por el aumento del agua

Este jueves se realizó la primera audiencia pública para debatir el incremento tarifario del 50%.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 1 de febrero, 2018

El aumento de la tarifa de aguas fue uno de los temas de debate en la jornada de este jueves. En la primera audiencia pública prevista para el análisis del incremento de la tarifa del agua, 24 oradores expusieron en la sede de Gobernación. La posición fue de unánime rechazo a los incrementos.

Por su parte la empresas prestadora del servicio Aguas Santafesinas SA, había justificado su pretensión de aumentar un 50% en dos tramos, un 25% en el tercer bimestre, y otro 25% en el cuarto. “El agua es un derecho humano esencial y fundamental reconocido por las Naciones Unidas” fue uno de los lemas de los expositores.

Uno de los concurrentes, fue el diputado provincial Rubén Giustiniani, quién en algún momento formó parte del Frente Progresista, pero que hoy está en las antípodas políticas de sus viejos pares socialistas. Durante su exposición, el legislador indicó que existe un efecto contagio con lo que sucede con las tarifas nacionales, para graficarlo utilizó el término “arangurenización”, en referencia al Ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren.

En esa línea dijo que el aumento del 50% solicitado por la empresa de aguas es “excesivo” ya que no “hay fundamento” para tal incremento y recordó que el año pasado hubo una suba de 70%. El diputado además se quejó de que la audiencia pública no sea vinculante. “Lo que allí se decida es “para la tribuna”, dijo.

Por otra parte, el diputado del Frente Social y Popular Carlos Del Frade argumentó: “Creemos que hay un retiro del gobierno de Lifschitz que se convierte de esta manera en un gobierno absolutamente conservador. Con este aumento se pone en contra de la gente y a favor de una concepción de reducir el Estado en pos de los negocios privados. El ejemplo más clarito son los famosos corralitos de Aguas en donde se hacen reparaciones que muchas veces son parches, pero que demandan muchísima guita que tiene que pagar el Estado, en vez de hacer reparaciones estructurales”.

“Nosotros decimos que frente a este aumento estamos en presencia de una política de retiro del gobierno provincial en un esquema absolutamente regresivo, retrógrado. Pedimos la suspensión del aumento, y al mismo tiempo decimos que frente a las agresiones que sufre el pueblo de la provincia por el gobierno nacional con las tarifas que está aplicando, necesitamos crear un Fondo de Equidad Impositiva”, remarcó Del Frade y anticipó que presentará un proyecto de ley para la creación de dicho fondo.

Quien también participó de la audiencia, fue la concejala justicialista por rosario Norma López. En declaraciones a la tarde de Radio Mitre Rosario, la edil indicó que las audiencias viene perdiendo participación y que eso es muy notorio ya que el gobierno provincial se ha encargado de “desproteger” esta herramienta tan importante.

“Las audiencias públicas sirven para escuchar todos los posicionamientos ya sean criticas o propuestas, pero por sobre todas las cosas, para que el ente regulador tenga en cuenta lo que opina la gente y luego trasladar eso a la empresa para que reaccione y genere las adecuaciones necesarias. En el caso de las tarifas lo que sucede es que la empresa hace caso omiso a la opinión de la ciudadanía, de esta forma lo que han logrado es hacer todo bajo cuerdas y realmente estamos perdiendo el valor de una herramienta de participación ciudadana”, señaló la concejala.

Para Oscar Urruty Presidente del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enrres) lo que queda después de la audiencia pública es una confrontación de situaciones entre la empresa y los usuarios. “Ahora quedamos a la espera ya que la empresa ha tomado nota de los planteos realizados. Creemos que más allá del dictamen del ente que no es vinculante, pero que va a tener ciertas situaciones a reflejar de lo sucedido en la audiencia pública. Vamos a ver si existe una toma de conciencia de parte de la empresa y el gobierno ya que el 50% aunque sea en dos tramos sigue siendo una cifra exagerada que está por encima de todas las variables económicas”, explicó a Rosario Nuestro el funcionario.

Quien defendió la posición de la empresa y el Estado provincial fue el gerente de Relaciones Publicas de Aguas Santafesinas, Guillermo Lanfranco. El directivo informó a Radio Mitre Rosario que una vez que se efectúen los aumentos, la factura va a tener un costo mensual de 400 pesos aplicado los dos escalones, lo cual consideró como razonable.

“Cuando alguien dice que el agua es cara no sabe todo lo que implica captar, procesar y distribuir el agua. Estamos hablando de 21 plantas operativas en toda la provincia con nueve mil metros de cañerías al servicio las 24 horas, mas 200 mil determinaciones anuales que se hacen para corroborar la calidad. Hoy en cada ciudad donde presta servicio Aguas Santafesinas usted puede abrir la canilla y tomar agua sin ningún tipo de agregado pro que es absolutamente agua potable controlada y asegurada”, aseguró el vocero.

En ese mismo sentido, Lanfranco señaló que el Estado provincial nunca se retiró porque todas las inversiones que se hacen corren por cuenta de la provincia. “Estamos hablando para el 2018 de 1200 millones de pesos de inversión que los pones la provincia. Eso no surge de las cuentas de la empresa porque la empresa no tiene esos dineros”.

En el final de la entrevista Lanfranco se pregunto: ¿por qué los rosarinos y los santafesinos y otras 15 ciudades de la provincia se les debe subsidiar la factura cuando hay trescientas localidades en la provincia que el Estado no los subsidia? “Lo que buscamos es la equidad de un millón de santafesinos que no están en Aguas Santafesina con un proceso que no se resuelve ahora y va a llevar unos años hasta que se cubra la ecuación”, finalizó el referente.

Comentarios