CRISIS

Recarga de tarjetas: trabajadores de garitas reclaman mejores condiciones laborales para la reapertura

Los empleados exigen mejores salarios, buenas condiciones para estar dentro de la cabina y la colocación de baños.


Los empleados que trabajan en las garitas de la ciudad de Rosario están muy molestos tras pedir, en reiteradas ocasiones,  mejoras salariales y laborales para retomar la atención al público que se detuvo por la pandemia de coronavirus. Los puestos de recarga de la Movi están a cargo de una cooperativa que emplea a personas con discapacidad, que estuvieron exceptuadas de prestar sus tareas desde marzo del año pasado.

Daniel Sigal, uno de los trabajadores del sector, dialogó con Rosario Nuestro y manifestó su descontento con las autoridades municipales.

"Somos 69 personas que distintas discapacitadas, hace desde antes de la pandemia que estamos luchando por una mejora salarial y mejores condiciones de trabajo. Con la pandemia nos encontramos que estábamos exceptuados por ser factores de riesgo y nos pagana lo mismo que hace dos años", arrancó el hombre.

A la hora de poner el estado de situación individual y colectiva, Sigal señaló: "En lo personal, estoy ganando apenas 14 mil pesos, se ha tratado de negociar el sueldo varias veces pero siempre recibimos la negativa. Además, tenemos que estar trabajando en  cabinas de ventas que no están en condiciones porque tienen más de 30 años, son reclamos que estamos haciendo los trabajadores para que al menos nos pongan baños porque nunca los tuvimos"

Y agregó: "Desde 2019, cuando nos dieron una respuesta, en tono de soberbia nos alegan que no hay dinero y Rosario está fundido. Dicen que el trabajo está asegurado, nos reconoce todo pero el tema es que no hacen nada para solventar la situación. Las cabinas, que las creó en su momento el doctor Binner, son para personas con discapacidades, para tener mayor inclusión".

x
Paladini flotante