CNN RADIO ROSARIO

Reapertura de cines: cuándo volvería la actividad en Rosario y cómo serán los protocolos

"Es casi inminente la vuelta", aseguran desde el sector y advierten que reabrir con la capacidad reducida "va a ser un desafío enorme".


Luego de casi diez meses de un freno total a la actividad, crece la expectativa por la reapertura de los cines luego que el Gobierno aprobara el protocolo a nivel nacional para que las salas vuelvan a funcionar. Desde el sector aseguran que "es casi inminente la vuelta" al ruedo en Rosario, que podría ser en los próximos días si se consigue que se autorice la excepción al decreto que rige hasta el 31 de enero sobre la prohibición o bien luego de esa fecha.

Al respecto, el director de Marketing de Cinepólis (ex Village Cines), Diego Bachiller, afirmó: “Vamos a llegar a los diez meses sin actividad desde marzo del año pasado que bajamos en todo el país las persianas. Desde aquel momento, en principio con una incertidumbre total y hacia mediados de año en adelante con las cosas un poquito más claras por lo que iba pasando en el mundo, empezamos a trabajar en los protocolos y fuimos insistiendo a los gobiernos nacionales y provinciales para que nos aprueben los protocolos, que se aprobó a nivel nacional la semana pasada”.

En diálogo con el programa Con Sentido Común por CNN Radio Rosario, brindó precisiones sobre cómo será el protocolo: “Cada provincia puede ajustar o modificarlo para hacerlo un poquito más estricto en función de la situación del covid en cada localidad. Está aprobado un aforo del 50 por ciento, que reduce la capacidad de la sala a la mitad, además se creó el concepto de burbuja social recreativa que es que los grupos sociales que asisten al cine todos juntos, pueden permanecer juntos. La distancia que hay que guardar de entre un metro y dos metros, es entre un grupo social y otro. Estos grupos no pueden ser mayores a seis personas”.

“Esos grupos dentro de la sala se pueden sentar juntos, pero deben estar siempre separados por lo menos dos butacas hacia un lado y dos butacas hacia el otro, una fila de adelante y una de atrás con respecto a distintos grupos”, continuó Bachiller y agregó: “Después hay un montón de detalles más que se asemejan al resto de las actividades habilitadas. El uso de barbijo, la sanitización permanente de cada superficie donde la gente tenga alguna posibilidad de contacto, reducir totalmente la posibilidad de contacto lo más que sea posible. Se recomienda el uso de medios digitales para la compra de entradas. Salud recomendó que se renueve al ciento por ciento el aire de una sala cuatro veces por día y nosotros lo haremos cuatro veces por hora”.

Con respecto a cuándo podrían reabrir los cines en Rosario, aclaró: “Lo que se aprobó es el protocolo, pero no quiere decir que se haya liberado la actividad. Hay un decreto nacional que vence el 31 de enero por lo cual todavía deberíamos estar cerrados en todas las provincias del país. Las provincias que se liberaron fueron las que pidieron la excepción al gobierno nacional y con esa excepción pedida se permite la actividad. Salud de cada provincia y el Gobierno deben pedir la autorización a Nación para lograr la excepción y que Rosario tenga la excepción y sino esperar al 31 de enero para saber qué pasa con ese decreto, si se renueva o podemos volver a operar”.

Se le preguntó sobre cómo podrán sobrevivir al reabrir pero con capacidad de las salas reducidas a la mitad y dijo: “Va a ser un desafío enorme. El negocio del cine es un negocio de picos. En una semana entera, los cines tienen menos del 50 por ciento de ocupación, pero eso se compone de días muy bajos como en la semana de mañana o tarde, y momentos muy altos como son un miércoles, un viernes o un sábado a la noche o el domingo a la tarde. Durante mucho tiempo no tendremos salas llenas, entonces habrá que ver cuál va a ser la ocupación máxima, cuánta gente va a ir durante un sábado a la noche y cómo queda la ocupación de cada cine y ahí veremos la viabilidad de seguir operando de esta forma”.

“Las empresas que operan en Rosario, y todos los otros que operan en la provincia, tuvieron la fortaleza económica como para por lo menos enfrentar diez meses cerrados, pero ninguno de nosotros tiene capacidad para seguir de esta forma. Se hizo todo lo posible para mantener el personal, para seguir pagando sueldos y con los ATP, porque sin ellos hubiese sido imposible pagar los sueldos. Prácticamente no se puede seguir más cerrados”, señaló el director de Marketing de Cinépolis y siguió: “Es casi inminente la vuelta. Sabemos que la demanda no volver a ser inmediatamente la que era antes. Vamos a esperar que las películas estrenen, que ayuden, y después vamos a tener que hacer mucha fuerza en cuanto al protocolo, y realmente generar condiciones saludables, de niveles de contagios ínfimos o nulos dentro de la sala. Hay estudios que se hicieron de algunos países de Europa que registrar que no hay ningún caso de contagio dentro de un cine”.

Acerca de las expectativas para el 2021 y qué aspectos podrían colaborar para que se note un repunte de la actividad, Bachiller sostuvo: “Esperamos tener un buen año en tema de estrenos, tanto nacionales, extranjeros. La gente, a lo largo de la historia, si está la película que quiere ir a ver, va masivamente al cine. Nunca nos pasó de tener ciento por ciento de comentarios a favor en nuestras redes, desde que comenzó la pandemia nos llenaron de mensajes de amor al cine. Sabemos que la gente quiere ver una película en la sala del cine y no solamente en el living de su casa”.

x
Paladini flotante