PARROQUÍA Y ESCUELAS BALEADAS

Raúl Bravo, representante legal del colegio Pablo VI, contó qué le dijo Pullaro tras el ataque

Desde la institución educativa manifestaron que tienen temor y pidieron por mayor seguridad.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 24 de septiembre, 2018

Durante la madrugada, en la oscuridad y el silencio de la noche, una parroquia de zona noroeste fue baleada. Los disparos afectaron también en la escuela Pablo VI. En diálogo con Rosario Nuestro, el representante legal de esa institución educativa, Raúl Bravo explicó lo que ocurrió tras el ataque.

Denunció a vendedores de droga y le tirotearon la parroquia

“Este hecho nos preocupó y nos movilizó por lo que significa. Inmediantemente me comuniqué con el Ministerio y después empezamos a hacer acciones para brindarle seguridad a los chicos y a los docentes”, aseguró.

Bravo confesó que ese mismo día por la noche, su teléfono sonó. Del otro lado se escuchó la voz del Ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro: “Me manifestó su preocupación y me dijo que iba a devolverle la compañía hacia todo el barrio, fundamentalmente hacia la escuela y la parroquia”.

“Nosotros como comunidad educativa tenemos que brindarle a los chicos educación, no podemos brindarle seguridad en la calle, eso lo tiene que hacer el Estado. Junto con los padres vamos a hacer el reclamo juntos por el bien de los chicos”, le dijo Bravo a Rosario Nuestro.

El representante legal del colegio baleado reveló que “tras estos hechos surge temor”. A la escuela asisten cerca de mil estudiantes, entre nivel inicial, primario y secundario. Pese al ataque, el Pablo VI abrió sus puertas.

“Si hoy suspendías las clases mañana tenías que abrir la escuela igual”, justificó. “No era una situación normal, muchos padres por temor y para ver como se va desarrollando el día, no mandaron a sus hijos. Y es entendible”, concluyó.

Comentarios