¿Qué tener en cuenta antes de elegir una Prepaga?

La suba de estos servicios suele ser frecuente y ante la crisis muchas personas no pueden contratarlos. Los aspectos más importantes a tener en cuenta y alternativas más económicas

Por Gimena Rubolino

miércoles 31 de octubre, 2018

Contar con una obra social o servicio similar es importante a toda edad. Si bien es cierto que a medida que vamos siendo mayores, requerimos de un uso más frecuente sobre todo en el caso de la tercera edad.

Este es un factor a tener en cuenta dado que todas las prepagas aumentan la cuota y califican los planes según la edad de los afiliados.

Al momento de elegir una prepaga tenemos que tener en cuenta muchos factores. Los especialistas en salud destacan los siguientes como los más imprescindibles:

1) Un precio accesible: los precios y los tipos de prestaciones hacen que existan una gran variedad de planes de salud. Por ejemplo, dentro de todos las prepagas que existen, el precio de la cuota mensual de un plan puede ser hasta 10 veces más caro que otro para una misma edad. Además, esos precios cambian según la franja de edad en la cual está el afiliado. Por lo tanto es importante averiguar a partir de qué edad el precio de la cuota va a aumentar para no tener sorpresas a futuro.

2) Planes con copago: algunas prepagas ofrecen copagos, es decir un abono extra a pagar por cada consulta o examen (entre $50 y $100 aprox.). Generalmente la cuota mensual es mucho menor a los planes equivalentes sin copago. Sólo hay que asegurarse que estén cubiertos las internaciones, los servicios de terapia intensiva o una cirugía de urgencia.

4) Prestaciones odontológicas: los chicos en edad escolar precisarán de planes que cubran tratamientos de ortodoncia, aunque para algunos padres podría llegar a ser más redituable absorber el 100% del tratamiento, en lugar de pagar las prestaciones de un plan de salud general. Los niveles de cobertura en odontología van desde una prestación básica general (radiografías, obturación de amalgama, limpieza, etc.), hasta una óptima que cubre prótesis e implantes.

6) Lugar de Internación: es importante conocer qué sanatorios incluye la cartilla médica y dónde se encuentran. Disponer de uno próximo al domicilio, garantiza la comodidad en el traslado tanto para el paciente como para sus familiares, por consultas médicas o por una internación programada. Los centros de salud pueden combinar internación, visita médica y/o guardia.

7) Alcance geográfico de la cobertura médica: se les recomienda a los viajeros frecuentes buscar un plan de salud que asegure su cobertura en aquellas zonas, tanto nacionales como internacionales, que visiten con frecuencia para evitar contratar posteriormente un seguro médico adicional.

8) Servicios adicionales: algunas prepagas ofrece servicios como tratamiento de ortodoncia gratuito o una cirugía estética por año. Si bien suele ser más redituable contratar un plan que lo incluya antes de pagarlo aparte, es importante tener en cuenta antes de contratarlo que la mayoría de las prepagas realizan aumentos durante el año y el usuario al contratar uno de estos planes tiene que mantener una permanencia mínima de un año en el servicio.

Opciones más económicas

Si el sueldo no alcanza para elegir una prepaga otra opción puede ser contratar un plan de salud de un servicio de emergencias. Algunos ofrecen montos mucho más económicos que una prepaga y cubren los servicios de mayor demanda como: odontología, médico clínico, análisis de sangre y laboratorio, etc.

 

Comentarios