camara de diputados

Qué busca la Ley de Emergencia para el Turismo que se debate en Diputados

El proyecto prevé medidas de "auxilio" destinadas al sector turístico, uno de los más golpeados por la pandemia.


El oficialismo de la Cámara de Diputados impuso este martes su mayoría en la comisión de Turismo para emitir un dictamen de mayoría del proyecto que prevé medidas de "auxilio" al sector turístico, sobre la iniciativa de Juntos por el Cambio que buscaba declarar la "emergencia" de la actividad.

Con el respaldo de los diputados referenciados en los gobiernos de Córdoba y Misiones, el Frente de Todos sumó 17 firmas al dictamen elaborado por el formoseño Ramiro Fernández Patri (vicepresidente de la comisión); en tanto Cambiemos sumó el aval de sus 14 diputados para el dictamen del radical Alfredo Cornejo (titular del cuerpo).

Igualmente, para que el texto llegue al plenario de la Cámara aún debe pasar por las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Defensa del Consumidor, que lo debatirían la próxima semana, según confiaron fuentes parlamentarias.

La principal diferencia entre ambos textos es que el del oficialismo prevé el auxilio para la actividad a través de sistemas de promoción pos-pandemia y de incentivos para el desarrollo de infraestructura, y el de Juntos por el Cambio pide la emergencia basada en la condonación y/o en la postergación del pago de impuestos.

El del oficialismo se denomina "Plan de auxilio, capacitación, infraestructura y promoción del turismo nacional" y regiría hasta el 31 de diciembre, prorrogable por 180 días.

El kirchnerista Fernández Patri reconoció que originalmente presentó un proyecto que contemplaba la emergencia, pero aclaró que desde entonces "se implementó una serie de medidas generales que han ayudado también al sector turístico"

"Se ha dicho que de hace 120 días no reciben ayuda, y por ejemplo los ATP ayudaron a un 70% del sector", remarcó, y agregó que "ingresó un proyecto de ampliación de la moratoria impositiva, por lo que el turismo está dentro de esa norma general".

Como contrapartida, Cornejo señaló que "la actividad turística fue la primera en pararse por la pandemia y va a ser la última en recuperarse; requiere de instrumentos particulares para el sector. Hoy la están pasando muy mal, con enormes riesgos para las fuentes de trabajo y para las empresas".

Para el exgobernador mendocino, "los 15 representantes que expusieron manifestaron desde su experiencia y su interés las dificultades por las que atraviesan; y nos pidieron auxilio, seguridad jurídica, beneficios fiscales concretos".

"Ambos despachos en sus fundamentos reconocen la situación de emergencia del sector. Intentamos arribar a un único despacho, pero esto no fue posible. Para nosotros el motor de la economía no es el consumo sino la inversión, y allí se centra la gran diferencia", dijo.