TRAPITOS AL SOL

Puerto España, Silos Davis y La Rambla, algunas de las concesiones más polémicas del socialismo

Desde diferentes sectores opositores estuvieron denunciando irregularidades sobre la falta de control en los espacios gastronómicos concedidos y los bajos canones mensuales que recibía el municipio en concepto de usufructo por espacios públicos estratégicos y muy rentables.


Prensa Macro.

Por Ignacio Pellizzón

Se trata de uno de los secretos a voces más polémicos de la gestión socialista. Desde que saltó el escándalo con las concesiones de cinco bares en La Rambla Catalunya, a cargo del empresario Mario Cornaglia, el tema se instaló en la agenda mediática y social. Las irregularidades con las facturas de la EPE, entre otros desmanejos denunciados por la oposición y el Tribunal Municipal de Cuentas, generaron que la lupa se ponga sobre otros espacios cedidos a privados por parte del Estado local.

Otros negocios como Silo Davis, VIP y Puerto España comenzaron a ser observados con lupa sobre cuánto pagaban de canon mensualmente, si cumplían con las inversiones establecidas en los contratos, situación laboral de los empleados, entre otras temáticas que generaron polvareda en los sectores opositores al socialismo.

La falta de claridad y transparencia a la hora de responder sobre la situación de los espacios concesionados más rentables de la ciudad, generaron suspicacias en diferentes sectores políticos y empresariales, que suelen pugnar por alguna de dichas concesiones.

POCO RUIDO, MUCHAS NUECES

La situación de Mario Cornaglia, quien durante 30 años estuvo a cargo de los conocidos bares Mordisco, Sr. Arenero, Caracolas, Primavera y Natural Mystic, que estaban bajo la órbita de dos sociedades: Sol Eventos y Catering SRL y Naturaleza Urbana SRL., fue dramática cuando la EPE sacó a la luz en octubre del 2017 la conexión ilegal con un tablero de alumbrado público ubicado en un gabinete. El hallazgo se produjo al verificar que algunas fases del tablero continuaban trabajando a pleno día, mientras las luminarias públicas permanecían apagadas.

Esta situación produjo que el ejecutivo local le quitara la concesión y tomara posesión la Municipalidad de los bares para ponerlos a punto y realizar las inversiones necesarias. La intención era lograr un año después llamar a una nueva licitación y entregar los espacios a nuevos titulares bajo un estricto control, del que Cornaglia no tuvo.

Otras polémicas: el bar Gran Lago, que se encuentra en el corazón del parque Independencia, fue entregada la concesión en 2018 a “Bottaro Mónica Beatriz”, tras una inversión de 6.500.000 pesos y mantiene un canon mensual de 45 mil pesos. Cabe mencionar que la concesionaria es la misma que posee el bar “Le Parc”, ubicado en el parque Urquiza, desde el 2016 y que paga mensualmente 61.080 pesos.

Otro restobar que llama la atención es el clásico y emblemático “VIP”. Actualmente la concesión la tiene una UTE compuesta por “Ombrella Fabio Alberto y Messi Jorge Horacio”. Este último sospechado e investigado por la justicia federal por presunto lavado de activos y evasión impositiva a través de la Fundación Leo Messi.

Si bien el período de concesión ya venció en noviembre de 2019, el bar continúa trabajando y paga mensualmente un canon de 82.248, muy por debajo de lo que factura diariamente el clásico espacio ubicado frente al Monumento a la Bandera con una vista privilegiada.

Otro caso que genera ruido es el del histórico bar Silo Davis. En el año 2004 la empresa Pro Linse SRL obtuvo la concesión por diez años y cuatro de prórroga, la cual se le venció en octubre de 2019. Todavía sigue funcionando bajo un régimen impositivo mensual de 21.493 pesos, uno de los canones más bajos de los bares de Rosario.

CON MÁS DUDAS QUE CERTEZAS

Puerto España, ubicado a metros del río Paraná en una zona neurálgica de Rosario, es explotado desde hace una década y media por los empresarios Pedro Ritagliati y Sergio González. Con un canon mensual que apenas supera los 40 mil pesos y una oferta latente como es la de Grupo Marshall, la cual siempre pujó por el espacio, la polémica se mantiene latente gracias a que la ex intendenta, Mónica Fein, prorrogó por un año más la concesión. De modo que queda en manos del nuevo titular del Palacio de los Leones convocar a una nueva licitación y determinar qué sucederá con uno de los espacios más codiciados.

Otro hecho que generó revuelo mediático pero que no perduró mucho en el tiempo, es la presentación judicial que se realizó en marzo del 2018 en la sede de Tribunales Provinciales de Rosario por supuestas irregularidades en el contrato de concesión del espacio que supo ocupar el Patio de la Madera y que hoy funciona como Mercado del Patio.

La denuncia la llevaba adelante el grupo que supo explotar el inmueble como boliche Década y afirmaban que tanto la intendenta Mónica Fein como desde el gobierno provincial llevaron adelante un plan para desplazarlos y construir el Mercado del Patio. Los acusaban de haber pergeñado un plan para dar de baja la concesión que el grupo tenía para el usufructo del espacio en formato de boliche y, así, llevar adelante el emprendimiento que aun hoy funciona frente a la terminal de colectivos Mariano Moreno.

x
Paladini flotante