no entra casi nadie

Provincia blindada: los controles para evitar turismo en los ingresos a Santa Fe seguirán todos los fines de semana

Durante el fin de semana largo, entre el miércoles y el domingo, 352 vehículos fueron rechazados. Únicamente pudieron pasar transportistas o viajantes esenciales, con la documentación.


Las restricciones en los controles en los ingresos a Santa Fe serán más estrictas en cada fin de semana, luego de la primera experiencia que se llevó a cabo en el último que fue extra large entre la conmmoración del Día de la Independencia del jueves y el feriado puente del viernes. Entre el miércoles y el domingo, 352 vehículos fueron rechazados de los 41.580 fiscalizados y debieron regresar a sus lugares de orígenes. Sólo pudieron entrar a la provincia transportias y viajantes de casos esenciales, siempre y cuando tuvieran la documentación correspondiente.

De hecho, el flujo del tránsito vehicular en la Autopista Rosario-Buenos Aires cayó cerca de un 30 por ciento con respecto a fines de semana anteriores. "Las medidas sanitarias están teniendo algún tipo de impacto en el tránsito" entre ambas provincias", aseguró Osvaldo Aymo, el titular de la Agencia de Seguridad Vial provincial y agregó: “Teníamos información de que muchas personas pensaban venir a la provincia, sobre todo al sur, desde Capital Federal y el conurbano bonaerense a pasar cuatro días, pero desde Santa Fe dejamos en claro que el fin de semana no era turístico”.

“Se puso especial foco en los permisos transitorios, como los de cuidado de familiares enfermos, o los de cuestiones de salud, y nos llamó la atención que encontramos códigos QR inexistentes, lo que habla a las claras de que la gente no entiende como es esta cuestión, por lo que decidimos extender esta metodología de trabajo los fines de semana”, continuó Aymo y concluyó: “Las irregularidades que encontramos durante este fin de semana, como los permisos de circulación apócrifos, ameritan que sigamos alerta”.