Cayó “el Señor de los Cielos”

Procesaron a Luis Alberto Paz como organizador del comercio de estupefacientes y lavado de activos

El juez Miño impuso la prisión preventiva para todos los involucrados y lo embargó sobre sus bienes por $ 1.200.000,00.

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 29 de diciembre, 2018

Luis Alberto Paz fue procesado como organizador del comercio de estupefacientes y lavado de activos. Para la justicia federal de Santa Fe encabezaba un “engranaje consolidado, destinado al tráfico, acopio, fraccionamiento y comercialización de sustancias estupefacientes en la zona de Villa Constitución y Rosario”.

Para concretar estas tareas, contaba con un círculo íntimo y de confianza conformado principalmente por el arquitecto santafesino Andrés Fernando Canteli y Hugo “Gali” Díaz. También participaban en los ilícitos Alejandra Noemí Urunde, Carlos Germán Suárez y Claudia Daniela López, todos ellos también procesados por Miño como coautores de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado.

Sus súbditos se referían a Paz como “El Jefe” o “El Señor de los Cielos”, en clara alusión al narco mexicano  Amado Carrillo Fuentes, quien fuera líder del cartel de Juárez, en razón de la flota de aeronaves con las que contaba para traficar droga. En la indagatoria, Canteli intentó minimizar esta referencia argumentando de manera jocosa que Paz “siempre anda por las nubes”.

Contactos con el mundo del narcotráfico

El juez Miño destaca los fluidos contactos de Paz con diferentes personas relacionadas con actividades de narcotráfico, comenzando con la banda de “Los Monos”, liderada por la familia Cantero. Recuerda el magistrado que: “Martín Paz, apodado “Fantasma”, hijo de Luis Alberto Paz, habría sido integrante de esa banda y habría decidido desligarse del grupo para armar su propio negocio contactándose con el proveedor del exterior de la banda. En ese contexto, fue asesinado el 08 de septiembre de 2012, en horas de la siesta, cuando se encontraba a bordo de su auto BMW Z4 color blanco, dominio LQN 244 (que había retirado de la concesionaria el día anterior) en la esquina de Entre Ríos y 27 de Febrero de la ciudad de Rosario. Un sujeto desde una moto le efectuó cinco disparos. A su vez, Mercedes Paz -hija de Luis Alberto Paz- estaba en pareja con Claudio Ariel “Pájaro” Cantero (líder de “Los Monos”), quien fue asesinado en 2013 frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez”.

Ya en territorio santafesino, Paz tendría vinculaciones con Sergio “El Zurdo” Villarroel, condenado por el Tribunal Oral Federal en lo Criminal de la ciudad de Santa Fe por comercio de estupefacientes.

Además, en marco de la causa de lavado de activos que se encuentra en trámite, se secuestró el vehículo BMW dominio LQN 244 que estuvo en poder de Villarroel, siendo éste el automóvil donde se encontraba Martín “Fantasma” Paz al momento de ser asesinado en septiembre de 2012.

Por último, el auto de procesamiento destaca también los “lazos que unen a Paz con Edgardo Oscar Baigoría y Emanuel Maximiliano González, actualmente procesados por art. 7° de la ley 23.737 por el Juzgado Federal N° 2 de esta ciudad (organizadores)”.

Asimismo, tanto Luis Alberto Paz como Baigoría comparten permiso para conducir el vehículo de un tercero, y del mismo modo Baigoría figura como autorizado a conducir el automóvil de Canteli.

El BMW donde fue asesinado “el fantasma” Paz, en propiedad del “Zurdo” Villarroel

La banda de Paz

Al referirse a los roles desempeñados por los demás coimputados dentro de la organización, se destaca que Alejandra Urunde se ocuparía de tercerizar comunicaciones, participar en el traslado y en la comercialización de la droga; Claudia López haría el traslado de la droga de “Gali” a bordo de micros de pasajeros y vender estupefacientes y su pareja, Carlos Suárez, sería colaborador de confianza de Díaz y estaría encargado del acopio, fraccionamiento, entrega y comercialización de la droga.

Pero Paz no sólo sería el jefe de esta banda, sino que además “actuaría como intermediario entre sujetos de distintas jurisdicciones (Paraná, Santa Fe, Rosario y Villa Constitución) quienes poseen diferentes roles y funciones en la estructura que se dedicaría al tráfico de estupefacientes”.

Miño destaca que Paz “desplegó conductas vinculadas con el almacenamiento, monitoreo del traslado y control de calidad del material ilícito, como así también el aporte de la logística necesaria para ello. Dichas conductas, las ejecutó de manera personal y también las delegó en ciertas personas de su círculo de confianza”.

Por último destaca el magistrado que “se puede afirmar con suficiente verosimilitud que Luis Alberto Paz tenía poder de disposición del material estupefaciente secuestrado por personal policial, en la misma fecha, desde las siguientes viviendas, en las que residían Urunde, Suárez, López, Díaz y Canteli”.

Uno de los inmuebles allanados: el club de Villa Constitución, donde Suárez atendía la cantina y se presume se almacenaba el material estupefaciente.

Procesamiento, prisión preventiva y embargo

Además del procesamiento por los hechos endilgados por la fiscalía, el juez Miño impuso la prisión preventiva para todos los involucrados y embargó a Luis Paz sobre sus bienes por $ 1.200.000,00 y para el resto de los procesados el embargo es de $140.000,00.

Comentarios