CUATRO CRÍMENES EN 24 HORAS

Preocupados por los hechos de inseguridad, Lifschitz y Pullaro se reunieron este viernes


Rosario fue fuertemente golpeada por la inseguridad este jueves. Cuatro crímenes en 24 horas desataron la furia en cientos de rosarinos que piden por explicaciones. En ese marco, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz y el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, concretaron una reunión este viernes en la sede local del Ministerio de Seguridad.

En el encuentro el mandatario santafesino y el ministro evaluaron los pasos a seguir y las medidas a tomar ante esta situación. El asesinato del taxista Mario Esusy, en un confuso episodio, generó reclamos de cientos de choferes que exigieron por mejores condiciones de seguridad a través de un bloqueo que realizaron en la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno y un paro de 24 horas en el servicio.

El mismo día un hombre de 40 años fue asesinado a sangre fría de varios disparos en el rostro mientras tomaba mates con un amigo, por otro lado un joyero fue atacado con un arma blanca en un hecho sin esclarecer y por último una mujer fue asesinada tras discutir con un motociclista.

María Soledad Sotelo había discutido con el conductor de la moto, luego de señarle su negligencia al circular a altas velocidades a escasos centímetros de sus hijos. Con total impunidad, el conductor se fue y volvió al rato con un arma y disparó sin mediar palabra.