¿Por qué es bueno dejar la sal?


De acuerdo con la Fundación Española del Corazón (FEC), reduciendo al menos la mitad del consumo de sal diario obtendríamos beneficios en nuestra salud comparables a los derivados de dejar de fumar.

Hace más de una década que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció en 6 gramos el consumo máximo diario de sal, cifra muy por debajo de la que se ingiere de media en el mundo, entre 10 y 12 gramos. La mayor parte de la ingesta diaria de sal, el 80%, proviene de los productos envasados y precocinados.

Consecuencias de consumir sal

  • La sal contribuye a la retención de líquidos lo que produce una presión sobre las arterias y favorece la hipertensión.
  • Genera hinchazón en las piernas, vientre y el cuerpo en general.
  • Puede provocar deshidratación.

De acuerdo con un estudio publicado en The New England Journal of Medicine que simulaba los efectos esperables al reducir el consumo de la sal en la población de Estados Unidos, una reducción dietética de 3 gramos diarios de sal disminuiría el número anual.

¿La sal marina es más saludable?

La licenciada en nutrición, Estefanía Beltrami, autora del libro “Basta de Dietas” advierte que “la diferencia entre este tipo de sal y la de roca es su procesamiento. Por este motivo, la marina conserva los minerales”.

Pero en lo que respecta al sodio, ambos tipos de sal lo contienen en la misma cantidad por lo que independientemente de cual elijamos es necesario controlar el consumo por igual” agrega.

“Para disminuir el consumo de sal podemos reemplazarla por condimentos o especias y evitar llevar la sal a la mesa”.

También es importante controlar el consumo de alimentos industrializados como papitas o chizitos que contienen gran cantidad de sal. El maní y las bebidas gaseosas entre otras opciones.

x
Paladini flotante