OPINIÓN

Poker de ministros

Lifschitz confirmó los cambios en las carteras de Producción, Salud, Obras Públicas y Ciencia.

martes 5 de diciembre, 2017

Miguel Lifschitz

Foto: Franco Trovato Fuoco

Y llegaron nomás. Miguel Lifschitz presentó en sociedad los nombres que van a ocupar los cuatro cargos vacantes en su gabinete y hubo sorpresas. Andrea Uboldi, Alicia Ciciliani, Érica Hynes y Pedro Morini son los nuevos ministros que completan el cartón del gobierno del Frente Progresista.

Morini es un radical del espacio del NEO, que tiene como uno de sus referentes al actual Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro. Con la salida del espacio de Corral para unirse a Cambiemos definitivamente, este espacio alfonsinista ganó terreno y logró quedarse con una cartera más en la gestión provincial. Sustituye en el cargo a Julio Schneider, dirigente del espacio del intendente de Santa Fe que deja la gestión provincial.

Morini tiene una amplia trayectoria en la política: fue Presidente Comunal de San Guillermo, diputado nacional, Director de Seguridad del Nodo 3 de Rafaela, actualmente se desempeñaba como Secretario de Lechería y ahora asumirá el ministerio de Obras Públicas.

Fue el NEO quien eligió el nombre para el cargo y no así Lifschitz. En este concepto de pluralidad que quiere sostener el Frente Progresista le ofreció el espacio al radicalismo que no sacó los pies del plato y allí apareció este nombre. Como un premio, tal vez, por su destacada labor al frente de los conflictos lecheros de la provincia y la puja frontal y decisiva con el gobierno nacional.

Uboldi era número puesto en el Ministerio de Salud. Se barajó la posibilidad en un momento de que Leonardo Caruana pase a la provincia desde el gobierno rosarino pero al ser uno de los pilares de la gestión de Mónica Fein quedó descartado. Miguel González asumirá el cargo de senador provincial en lugar de Emilio Jatón, electo concejal en la ciudad de Santa Fe y con aspiraciones de conseguir sustituir en su cargo al actual intendente José Corral en 2019.

Salud es uno de los pilares del socialismo tanto en Rosario como en la provincia, territorio donde busca concretar 5 hospitales de alta complejidad, uno por nodo. El primero en inaugurarse fue Venado Tuerto, y seguirán ese rumbo a la brevedad el de Santa Fe y luego el de Reconquista. Más lejos de concretarse están Rafaela y Rosario, aunque se divisan sus esqueletos.

Por otro lado, una de las sorpresas llegó en Producción. Con la salida obligada de Luis Contigiani para asumir la banca en el Congreso nacional, era un espacio en disputa dentro del frente. Pero la histórica dirigente socialista Alicia Ciciliani se quedaba sin cargos en 5 días, y Lifschitz resolvió darle la confianza en la cartera más combativa de su gobierno. Fue vice ministra de Trabajo del 2007 al 2011 y luego cumplió dos períodos en la Cámara de Diputados de la Nación.

Es una figura fuerte dentro del partido, inclusive es titular del Centro de Estudios Municipales y Provinciales (CEMUPRO), un espacio de formación de dirigentes histórico del partido socialista y del Frente Progresista Cívico y Social. Fue tercera candidata para renovar su cargo como legisladora nacional pero en la contienda sólo entró Luis Contigiani luego de un magro resultado en las urnas.

La menos conocida tal vez es Érica Hynes. Reemplaza a Eduardo Matozo en Ciencia y Tecnología, un ministerio que tiene poca prensa pero que se dedica a temas vinculados a la educación universitaria y a los desarrollos tecnológicos.

Hynes tiene un doctorado en Química y desde fines de 2014 es profesora en la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral. En la actualidad se desempeña en la Secretaría de Ciencia y Técnica de la UNL, y también forma parte del Conicet en el Instituto de Lactología Industrial.

Estos cambios tienen un doble objetivo: castigar a los que no se jugaron por un espacio político y premiar a los fieles que decidieron seguir creyendo en la idea del Frente progresista, y por otro lado darle un espacio mayor a las mujeres dentro del gabinete. Prepara el terreno para la contienda de 2019, que no será nada fácil para las filas del progresismo provincial.

Comentarios